La angustia de Jacob (Jer. 30,3-7)

PDF

Esta es la angustia y gran dolor de los dos Corazones de Jesús y de María, al vislumbrar Mi Santo Juicio, que está por caer sobre esta tierra, que se olvidó de Su Creador y Señor.

Sentís la angustia de Jacob, porque el día malo, el día de Mi Ira y Mis Santos Juicios están ya sobre esta humanidad, que se extravió de Su Dios.

Dolor hay en los dos Corazones traspasados de Jesús y de María por tantos hombres que se perderán al acontecer por las guerras, las plagas, el hambre y los desastres naturales que se incrementarán, y serán parte del comienzo de la mayor purificación que habrá habido en esta tierra desde su creación, porque Mi Juicio Santo estará en ella para cerrar el libro Santo de la Revelación.

La tierra pasará, pero Mis Palabras no pasarán, y todo se cumplirá, hasta la última letra de este Libro Santo y Bendito de Mi Voluntad.

La angustia de Jacob como lo habéis sentido, dolor por Mi Pueblo, por Mi Rebaño y por los hombres de esta generación, que deben padecer los pecados de esta y otras generaciones atrás, porque Yo he dispuesto este tiempo y esta generación para ser testigo de vivir estos últimos tiempos, que cierran el Libro Sagrado de la Revelación.

¡Oh, humanidad, cuánto sufrimiento os espera para los necios y duros de corazón, la pasión y el calvario de Mi Iglesia, el castigo para los impíos, y la purificación para todo hombre que será salvo!

¡Oh, Judá, tierra de Israel, no quedarás sin castigo, no me olvidaré de ti, ni de Mis Promesas para contigo, Mi Pueblo Elegido, más no te libradas del Castigo y Mis Santos Juicios, para renovarte, como está escrito y profetizado!

Este es Mi Tiempo, tiempo de Misericordia para los Míos, tiempo de mostrar al mundo entero que Yo Soy, y soy Rey, Dios de Amor y Justo Juez.

Bendita esta generación, que vivirá lo que ninguna otra generación ha vivido desde los comienzos de esta tierra.

YO, el Dios de Abraham, Dios de Isaac, Dios de Jacob, os bendigo.