Pentecostés

Mensaje dado a Vassula, 10 de diciembre de 1995

MI SANTO ESPÍRITU VENDRÁ A RESCATARLOS
HABRÁ UN SEGUNDO PENTECOSTÉS

10.12.1995

La paz sea contigo. Tu objetivo debe ser permanecer en la Verdad y conducir a todos a la Verdad y a Mi Reino. Yo soy la Verdad y Mi Reino en la tierra es Mi Iglesia y Mi Iglesia es Mi Cuerpo que llena toda la creación, 1 y la Vida de Mi Iglesia es Mi Santa Eucaristía, el Camino a la vida eterna. Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida.

Yo soy Amor. Aménme y vivirán. A través del amor, vuestra  alma empezará a buscar las cosas celestiales. El mundo no puede ofrecerles nada que provenga de Mí. Aférrense a Mí y permanecerán arraigados en Mí y así se ganarán la vida eterna que les prometí. Yo te he llamado, Vassula Mía, y te he tomado para conducir, a través de Mi Llamado, a muchos pecadores al arrepentimiento.

En presencia de muchos testigos, he hablado a través de ti, apareciendo en lugar de ti; algunos Me han visto y han creído. Felices aquellos que no han visto y sin embargo creen.

En verdad, Yo te he confiado este Mensaje porque sabía que cuidarías bien de Mis Intereses. He dicho que te he confiado este Mensaje; este Mensaje no añade nada nuevo a las Escrituras. Todo lo que he dicho en este Mensaje está escrito en las Escrituras, pero aún no han entendido, plenamente, lo que está escrito. Me escuchaste decir: “Te enviaré el Paráclito para que esté siempre con ustedes y en aquellos que Me aman, para que les enseñe todo. Mi Espíritu será su Consejero y Educador. Sin Él, incluso Mis Discípulos nunca pudieron entender plenamente ni a Mí, ni a Mis enseñanzas, pero en ese día en que regresé al Padre les envié el Paráclito para que les recordara todo lo que Yo les había dicho mientras estaba con ellos. Ahora estoy totalmente preparado para ir a ustedes, pero aún no han comprendido cómo, ni de qué manera. Sin embargo, no les he estado hablando en metáforas.

Les digo solemnemente que voy a enviarles Mi Santo Espíritu, con plena fuerza, sobre toda la humanidad, y como signo precursor voy a mostrar portentos en el cielo como nunca hubo. Habrá un segundo Pentecostés de modo que Mi Reino en la tierra 2 sea restaurado. Muchos de ustedes preguntan: “¿Cuándo? ¿Cuándo sucederán todas estas cosas?”. No corresponde a ninguno saber el momento o la fecha que el Padre ha decidido por Su Propia Autoridad. En el pasado, sus ancestros mataron a todos los que anunciaron Mi Venida y ahora, en su generación, están haciendo lo mismo. ¿Cuánto tiempo van a resistirse a Mi Santo Espíritu de Gracia?

Arrepiéntanse de esta maldad y rueguen para que nada de lo que han dicho los condene. No duden más, pronto recibirán una efusión de Mi Santo Espíritu para que recobren las fuerzas. Y tú, hermana Mía, recibe la ternura de Aquél que te formó. Allí donde tú fracasaste, Yo triunfé; donde te faltaba, Mi Santo Espíritu suplió. Mi compasión por ti es inmensa. Continúa poniendo a la práctica las lecciones que has aprendido de Mí. Date cuenta de que completaré Mi Obra, Triunfante.

Vassula ¿irás Conmigo todavía una milla más?

Desde luego, si aún tengo pies para poder caminar Contigo. 

El trato severo que te están dando no te afectará. Mi Mensaje ha sido revelado a Mis santos y a los que tienen un corazón de niño. La Sabiduría se aparta de los sabios y los doctos, pero todos los que han levantado su espada contra ti, perecerán por la espada. Mis Palabras no han encontrado un hogar en ellos; no, porque falta el amor…

Se llaman a sí mismos doctores de la ley… ¿De qué ley? ¿Mía o suya? Si hubieran mantenido Mi Ley hubieran comprendido Mi lenguaje, 3 pero no comprenden lo que dije.

Ah, Vassula, devuelve amor por maldad, perdona y mantén Mi silencio frente a cualquier censura lanzada sobre ti. Un hombre da de lo que tiene, por lo tanto, hónrame ya que tú vienes de Mí.

Ve a donde te envíe, ve como testigo y proclama abiertamente todo lo que el Padre y Yo te hemos enseñado. La hora de Satanás ya está aquí, pero pronto San Miguel se alzará y ¡ay del pecador que no se arrepienta! Ahora el diablo está vomitando su rabia -el aguijón de la iniquidad- sobre ti y sobre cada una de Mis intervenciones para su salvación, pero Mi Santo Espíritu vendrá a rescatarlos y Mi Mensaje se convertirá en un  cántico continuo para los oídos que quieran escuchar.

Ora Mi Vassula, porque tus oraciones Me deleitan. Te bendigo.

1 Ef 1,23
2 Jesús quiere decir la Iglesia
3 Jesús quiere decir en las Escrituras

One Reply to “Pentecostés”

Comments are closed.