Significado de la Entronización de Dios Padre

Mensaje 1 de agosto del 2018: Explicación del significado de la Entronización de la Presencia del Padre Celestial en toda criatura humana.


Mensaje 2 de agosto del 2018, en Bolivia: La Restauración de la Iglesia


Mensaje 3 de agosto del 2018, en el Cerro del Tepeyac: Veneración perpetua a la Virgen María


12 Replies to “Significado de la Entronización de Dios Padre”

  1. Dios le Bendiga una pregunta como se hace la entronización? De ante mano gracias

    1. Es muy sencillo. Lo explica el mensaje mismo. Es un acto de contrición perfecta. No se necesitan ni discursos ni oraciones. Tiene que ponerse en la Presencia de Dios y contemplar su nada, su miseria, su pecado. Eso es todo. Es un acto interior en que lo exterior, mente, lengua, sentimientos, sensaciones, todo calla. Es un acto de abajamiento, de poner su cabeza en el suelo, de empequeñecerse, de sentirse débil en todas las cosas.

  2. Padre Joseph, buen día con tristeza me he percatado que no he recibido la entronización, hoy recién he revisado el blog, estuve desperdiciando mi tiempo… Quisiera saber si tengo posibilidad de recuperar el tiempo perdido y volver al Remanente ahora que el Señor me ha vuelto a dar tiempo para ello? ¿Qué debería hacer o qué me sugiere ud?

    1. Si lee con atención el mensaje de la entronización:

      «A partir del día de Su Fiesta, Mi Padre quiere ser entronizado, no solamente en cada altar, en cada casa de oración, sino en cada uno de los corazones de cada uno sus hijos en el mundo entero».

      Dice: «A partir del día de Su Fiesta…».

      Luego, la Entronización no sólo se realiza el 5 de agosto, sino que se lleva a cabo durante un tiempo, a partir de su día, pues también dice que quiere ser entronizado:

      «…en cada uno de los corazones de cada uno sus hijos en el mundo entero».

      Y, es claro, que hay muchos hombres que no se han enterado todavía de esto, o que no han podido estar disponibles, por una causa justa, ese día o por otros motivos que Dios sabe.

      Así que, es fácil, póngase en oración y ya Dios actúa.

      Todavía hay tiempo, porque Dios no mide el tiempo como lo hace el hombre. Todavía estamos en la Fiesta del Padre.

    1. No se cansen con ellos. Ellos creerán con la sucesión de los acontecimientos. No pierdan la paz por eso.

  3. Padre cuando yo tenia 6 añitos junto con un primito de la misma edad, estabamos sentados en la esquina de la casa en la hacienda de mis nonos y estabamos en un silencio de niños inocentes(PORQUE NO NOS HABIAMOS CORROMPIDO), entonces de repente de la esquina de la casa salio un brazo con la mano GRANDE Y COMO DE 2 METROS DE LARGO, con la manga blanca Y la mano tambien blanca, y nosotros nos levantamos rapido corriendo,sintiendo temor, no miedo, a decirle a mi nona:!NONA, NONA VIMOS LA MANO DE DIOS!, pero ella nos dijo que eramos mentirosos, que eso habia sido un novillo o una paloma que habia pasado, pero yo y mi primo seguimos insistiendo;NO, NONA SI ERA LA MANO DE DIOS, pero ella nos siguio tratando de mentirosos, y salimos como perritos regañados. Esa fe de niños que tuvimos, diciendo que era la mano de Dios, sin que antes la hubieramos visto, ni nadie nos hubiese hablado de ella, es la fe que deben tener los adultos que no creen en los mensajes, porque no se cumplen en la fecha?.

    1. La obra de la fe consiste en dar testimonio de lo que se ve. Si se vio una mano, se dice que se vio una mano.
      Si en esa visión se tiene conocimiento qie esa mano es la de Dios, entonces se dice que la mano es de Dios.
      Pero si no se tiene ese conocimiento, entonces sólo se dice que se vio la mano, pero no se añade que era de Dios.
      Esta es la fe pura, sencilla, transparente.
      Entonces, con las fechas pasa lo mismo. Se da testimonio de la fecha que se recibe. Si pasa o no pasa eso no pertenece a la fe.

  4. Gracias Padre!
    Me falta mucho seguramente!
    Un saludo afectuoso, ojalá pueda yo mejorar
    Dios lo bendiga y la Reina lo cubra con su manto

  5. Buen día Padre!
    Estos 3 mensajes son dados todos a Discípulo? El día 2 de agosto estuvo en Bolivia y al otro día en México? puede ser q entendí bien?
    Lo de las fechas que se dan en los últimos mensajes publicados a Discípulo, debemos creer que se va a cumplir todo en esas fechas. Pregunto porque Discípulo en otras oportunidades también dio fechas y no se han cumplido en ese tiempo. Hemos llegado ya sí al cumplimiento en las fechas q dicen los mensajes?
    Saludos, gracias por toda su ayuda

    1. Nunca pregunte si debe creer o no creer en un mensaje.
      Nunca pregunte por fechas.
      Nunca haga caso de lo que dice o no dice un profeta, ya que se trata del discernimiento espiritual del mensaje, no de las palabras humanas que se dicen.
      Porque la fe es un don de Dios, no es un don del sacerdote, o de la Jerarquía, a las almas.
      Que nadie le dicte la fe, lo que tiene que creer o lo que no tiene que creer.
      Porque la fe es una cuestión entre su alma y Dios. No pasa por el tamiz mental del sacerdote. La fe es obediencia ciega a Dios, no a los hombres.
      La fe no es un juego del lenguaje humano. No es un conocimiento humano, racional, teológico ni metafísico.
      La fe es un conocimiento espiritual que sólo Dios puede revelar. Conocimiento espiritual que no se apoya en ningún conocimiento humano ni teológico.
      Este conocimiento espiritual sólo se puede captar a través del Espíritu.
      Y, para que el Espíritu enseñe la Verdad que nunca mente humana conoce, es necesario que el hombre pisotee cada uno de sus juicios, opiniones, interpretaciones, puntos de vista, escuelas teológicas y demás soflamas que los hombres siguen.
      Porque no existe ni la revelación privada ni la revelación pública. Esta pésima distinción, introducida por los soberbios teólogos, ha producido en muchísimos católicos que se instalen en su soberbia, es decir, en sus juicios, interpretaciones de la Palabra de Dios, y lleguen a decir, con su orgullo característico, que no hacen falta las revelaciones privadas para salvarse, y demás estupideces que la gente sigue.

      Tienen ustedes en sus cabecitas un conocimiento errado de lo que es la Revelación Divina. Sólo Dios puede revelar, porque siempre manifiesta al hombre la verdad que no puede entender por el maldito pecado original.

      El hombre, desde que nace hasta que muere, necesita, constantemente y de forma absoluta, que Dios le enseñe a vivir, no sólo espiritualmente, sino en su forma o condición de vida humana, material, carnal. Y, como esto, muchos de los católicos no lo tragan, sino que dedican su vida a levantar, a construir, una vida humana que Dios no quiere, entonces creen que la vida espiritual, la vida de la gracia y del Espíritu, es lo mismo que hacen en su vida particular humana.

      Por eso, hay tantos católicos que son auténticamente necios, llenos de mucha sabiduría humana, grandes teólogos, com amplios conocimientos de muchas cuestiones, pero que no saben nada de nada sobre la vida de un alma, la vida del Espíritu, y mucho menos, saben discernir espíritus.

      Sólo Dios puede revelar. Los hombres y el demonio se encargan de difundir falsas revelaciones.

      Sólo Dios le puede decir la Verdad, esa Verdad que su cabezota vacía y hueca, no entiende. Sólo Dios puede abrirle su entendimiento para que entienda lo que no comprende ahora.

      Su mente es complicadísima, a causa de la mala enseñanza de la Jerarquía y, por su puesto, por su vida humana.
      Si fuera una mente sencilla, no andaría con estas preguntas. Oiría el mensaje y lo pondría en práctica.
      Pero usted se llena de preguntas, cuando sobran las preguntas.
      El mensaje es sencillísimo.
      Es cuestión de oirlo y elegir: o creer o no creer en el mensaje.
      Eso es todo.
      Pero, ¿sabe usted lo que es la fe, lo que significa realizar un acto de fe?
      No, no lo sabe. Usted, como la mayoría de los católicos, como Santo Tomás, necesitan ver para creer.
      Necesitan comprobar que efectivamente el cisma se ha hecho oficial. Y hasta que no lo vea con sus propios ojos, no se decide a creer. Y, muchos habrá, que viéndolo seguirán sin creer, porque así son todos los hombres: son soberbios desde que se levantan hasta que se acuestan, y en el sueño sólo sueñan cosas soberbias.

      Necesita poner su cajita mental, sus juicios, sus puntos de vista, sus entendimientos y conocimientos, en el suelo. Y despreciarlos, escupirlos, pisotearlos, y pedir a Dios que le enseñe como quitar su maldita soberbia para poder creer como un niño. Si no hace esto, seguirá en lo de siempre: haciendo preguntas que no tiene que preguntar.

Comments are closed.