El Milagro de N. Sra. de Fátima


Reseña de la película

En 1917 la Primera Guerra Mundial estaba haciendo estragos, sin mostrar ningún signo seguro de concluir pacíficamente.

El Papa Benedicto XV había agotado todos los medios naturales a su alcance y los recursos de la diplomacia vaticana para lograr la paz.

Decidió entonces alzar su petición al cielo y solicitó a todos los cristianos rogar urgentemente a la Virgen María para obtener la paz en el mundo, encomendando ese logro solo a Ella.

El Papa escribió su súplica por la paz en una carta fechada el 5 de mayo de 1917, que dice:

Nuestra ardiente voz suplicante, implorando el fin del vasto conflicto, el suicidio de la Europa civilizada, fue entonces y permanece aún desoída. En verdad, parece que la oscura marea del odio crece más y más entre las naciones beligerantes y arrastra a otros países en su espantoso avance, multiplicando las ruinas y la masacre. Sin embargo, Nuestra confianza no disminuyó…Y puesto que todas las gracias que el Autor de todo bien se digna concedernos son, por un designio amoroso de su Divina Providencia, otorgadas por las manos de la Santísima Virgen, Nos queremos que, ahora más que nunca, en esta hora espantosa, esta petición de Sus hijos más afligidos, se vuelva viva y confiada hacia la augusta Madre de Dios.”

El Papa ordenó que se agregara permanentemente a las Letanías de Loreto la invocación “Reina de la paz, ruega por nosotros”. Luego, poniendo confiadamente la paz del mundo en Sus manos, el Papa hizo otro llamado:

A María, entonces, quien es Madre de Misericordia y omnipotente por la gracia, suba este amoroso y devoto llamado desde todos los rincones de la tierra—desde los nobles templos y las más pequeñas capillas, desde los palacios reales y las mansiones de los ricos como desde las más pobres casuchas—desde las llanuras bañadas de sangre y de los mares, suba hasta Ella el llanto angustiado de las madres y las viudas, el gemido de los pequeños inocentes, los suspiros de todos los corazones generosos: que Su más tierna y benigna solicitud sea conmovida, y la paz que Nos pedimos sea alcanzada para nuestro mundo agitado.”

Solo ocho días más tarde, la Virgen María VINO en respuesta a la petición de sus devotos y afligidos hijo ¡VINO EN PERSONA! ¿A dónde? A Fátima.

Fátima es una población que pertenece al distrito de Santarém, en el centro de Portugal.

En 1908 las fuerzas revolucionarias asesinaron al rey y a su heredero .Desde 1910, el Rey sucesor Manuel II debió huir ante el avance de los partidarios de la República que se proclamó el 5 de octubre. Portugal vivía un cambio profundo.

El poder en manos de socialistas masones había arrasado con las instituciones del reino cristiano y en su afán de borrar la fe de la población en el curso de tres generaciones – como lo manifestaran sus dirigentes – habían proclamado decretos y reglamentos persecutorios de la Iglesia de Cristo.

Los bienes y las propiedades de la Iglesia fueron incorporados al Estado. Se prohibió la enseñanza religiosa. Algunos obispos fueron perseguidos, expulsados o suspendidos de sus actividades. En reacción a varios decretos anticlericales, los obispos portugueses lanzaron una pastoral colectiva defendiendo la doctrina de la Iglesia, pero su lectura fue prohibida por el gobierno. El culmen del laicismo se produjo con la aprobación de la Ley de separación Iglesia-Estado del 20 de abril de 1911.

La película “El Milagro de Ntra. Señora de Fátima” está realizada con gran respeto por la realidad histórica y se ajusta en su presentación a las constancias memorables de esta Aparición de la Santísima Virgen María.

El film refleja el clima de tensión creado por los hechos sobrenaturales en circunstancias que provocan la cólera del gobierno civil, por una parte, y la temerosa reacción del clero local, ya castigado por el acoso laicista.

Las apariciones del día 13 durante seis meses, a partir de mayo de 1017, conmocionan a la familia, a la localidad, al país y a toda Europa.

Nadie puede impedir la llegada de miles de peregrinos al lugar donde la Virgen María hace su aparición. Ella pide que se establezca la Devoción a su Inmaculado Corazón.

La fe los Pastorcitos de Fátima ignora y atraviesa los mezquinos intereses de los adultos y triunfa obteniendo el confirmatorio “Gran Milagro” que el cielo “regala” al mundo curioso y descreído. Ante 70.000 personas se produce la llamada “Danza del Sol”, que aterroriza a los presentes primero y luego deja una estela de maravillosas curaciones, y la promesa de que en Portugal NUNCA SE EXTINGUIRÁ LA FE.

One Reply to “El Milagro de N. Sra. de Fátima”

  1. Gracias Padre por mostrarnos la grandeza de esta Revelacion de la Virgen de Fátima y llenarnos de Fe a Nuestra Madre y a su Santísimo

Comments are closed.