14 noviembre

San Josafat, Obispo y Mártir

En Vitebsk de Polonia, el martirio de san Josafat, de la Orden de san Basilio, Obispo de Poloczk y Mártir; el cual, en odio a la unidad y a la verdad católica, fue muerto cruelmente por los cismáticos, y puesto por el Sumo Pontífice Pío IX en el catálogo de los santos Mártires.

En Gangres de Paflagonia, san Hipacio, Obispo, que, al volver del gran Concilio de Nicea, acometido a pedradas en el camino por los herejes Novacianos, murió Mártir.

En Heraclea de Tracia, el triunfo de los santos Mártires Clementino, Teódoto y Filomeno.

En Alejandría, san Serapión, Mártir, a quien, en tiempo del Emperador Decio, atormentaron los sayones tan inhumanamente, que le descoyuntaron primero todos los miembros, y luego le precipitaron de lo alto de su propia casa, y de este modo le hicieron glorioso Mártir de Cristo.

En Troyes de Francia, san Venerando, Mártir, en el imperio de Aureliano,

En Francia, santa Veneranda, Virgen, la cual, siendo Emperador Antonino y Presidente Asclepíades, recibió la corona del martirio.

En Emesa de Fenicia, el martirio de muchísimas santas mujeres, que, por orden del cruelísimo caudillo de los Árabes Mady, fueron por la fe de Cristo bárbaramente atormentadas y muertas.

En Bolonia, san Jocundo, Obispo y Confesor.

En Eu de Francia, san Lorenzo, Obispo de Dublín.

En Argel de África, San Serapión, el primero de los religiosos de la Orden de nuestra Señora de la Merced, Redención de cautivos, que, por rescatar los cautivos cristianos y predicar el Evangelio, clavado en una cruz y despedazado miembro a miembro, mereció la palma del martirio.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.

R. Deo Gratias.