17 junio

San Gregorio Barbariego, Cardenal, Obispo y Confesor

San Gregorio Barbariego, Cardenal, Obispo y Confesor, cuyo natalicio se menciona al día siguiente.

En Roma, el triunfo de doscientos sesenta y dos santos Mártires, los cuales en la persecución de Diocleciano fueron muertos por la fe de Cristo y enterrados en la vía Salaria Vieja, junto a la colina del Cohombro.

En Besanzón de Francia, san Antidio, Obispo y Mártir, que en odio a la fe de Cristo fue muerto por los Vándalos.

En Apolonia de Macedonia, los santos Mártires Atenienses Isauro, Diácono, Inocencio, Félix, Jeremías y Peregrino, los cuales atormentados de varios modos por el tribuno Triponcio, fueron degollados.

En Terracina de Campania, san Montano, soldado, que, en tiempo del Emperador Adriano y del Consular Leoncio, al cabo de muchos tormentos recibió la corona del martirio.

En Venafro de Campania, los santos Mártires Nicandro y Marciano, que en la persecución de Maximiano fueron decapitados.

En Calcedonia, los santos Mártires Manuel, Sabel e Ismael; los cuales, enviados por embajadores del Rey de Persia para ajustar paces con Juliano Apóstata, y siendo compelidos por este Emperador a adorar a los ídolos, negándose resueltamente a ello, fueron muertos al filo de la espada.

En Ameria de Umbría, san Imerio, Obispo, cuyo cuerpo fue trasladado a Cremona en Lombardía.

En una aldea de Bourges, san Gundulfo, Obispo.

En Orleáns de Francia, san Avito, Presbítero y Confesor.

En Frigia, san Hipacio, Confesor.

Igualmente san Besarión, Anacoreta.

En Pisa de Toscana, san Rainerio, Confesor.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.

R. Deo Gratias.