21 mayo

Santos Cristóbal Magallanes, presbítero, y compañeros, mártires

Santos Cristóbal Magallanes, presbítero, y compañeros, mártires, que fueron perseguidos en diversas regiones de México por odio al nombre cristiano y a la Iglesia Católica, y confesaron a Cristo Rey, alcanzando la corona del martirio.

En Mauritania, san Timoteo, diácono y mártir.

En Cesarea de Capadocia, san Polieucto, mártir.

Conmemoración de los santos mártires de ambos sexos que en Alejandría, en Egipto, en tiempo del emperador Constancio, el obispo arriano Jorge ordenó matar o desterrar, con gran crueldad, durante los sagrados días de Pentecostés.

En Dariorige (hoy Vannes), en la Bretaña Menor, conmemoración de san Paterno, obispo, de quien se cuenta que en este día fue ordenado obispo en el concilio provincial reunido por san Perpetuo de Tours en esta misma sede.

En Niza, en la Provenza, san Hospicio, recluso, varón de admirable abstinencia, que predijo la llegada de los longobardos.

En Évora, en Lusitania, san Mancio, mártir.

En Vienne, de Borgoña, san Teobaldo, obispo, quien ilustró con su magisterio aquella sede durante cuarenta y cuatro años, destacando por la caridad y la piedad.

San Valente, Obispo, que juntamente con tres niños fue martirizado.

En Alejandría, la conmemoración de los santos Mártires Segundo, Presbítero, y otros; los cuales, imperando Constancio, en los días santos de Pentecostés, fueron cruelísimamente muertos de orden de Jorge, Obispo Arriano.

En la Mauritania Cesariense, el triunfo de los santos Mártires Diáconos, Timoteo, Polio y Eutiquio, que diseminando por aquella región la palabra de Dios, merecieron ser juntamente coronados.

En Cesarea de Capadocia, el triunfo de los santos Mártires Polieuto, Victorio y Donato.

En Córdoba de España, san Secundino, Mártir.

El mismo día, los santos Mártires Sinesio y Teopompo.

En Cesarea de Filipo, el triunfo de los santos Mártires Nicóstrato y Antíoco, Tribunos, con otros soldados.

En Alejandría, la conmemoración de los santos Obispos y Presbíteros, que, desterrados por los Arrianos, merecieron ser agregados a los santos Confesores.

En Niza, junto al río Var, san Hospicio, Confesor, insigne por la virtud de la abstinencia y por el espíritu de profecía.

En Recanati, en la región del Piceno, en Italia, beato Bienvenido Mareni, religioso de la Orden de los Hermanos Menores (1289).

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.

R. Deo Gratias.