7 julio

Santos Cirilo, Monje y Metodio, Obispo, Confesores de la fe

Los santos Obispos y Confesores Cirilo y Metodio, hermanos, cuyo tránsito se conmemora, respectivamente, el 14 de Febrero y el 6 de Abril.

Fiesta de san Cirilo, monje, y san Metodio, obispo, hermanos nacidos en Tesalónica, que enviados a Moravia por el obispo Focio de Constantinopla para predicar la fe cristiana, allí crearon signos propios para traducir del griego a la lengua eslava los libros sagrados. En un posterior viaje a Roma, Cirilo, que antes se llamaba Constantino, enfermó, y habiendo profesado como monje, descansó en cl Señor en este día. Metodio, constituido obispo de Sirmium por el papa Adriano II, evangelizó la región de Panonia, y en todas las dificultades que soportó fue siempre ayudado por los Pontífices Romanos; recibió finalmente el premio celestial por sus trabajos en Velherad, en Moravia, el día seis de abril.

Oración: Oh Dios, que iluminaste a los pueblos eslavos mediante los trabajos apostólicos de los santos hermanos Cirilo y Metodio, concédenos la gracia de aceptar tu palabra y de llegar a formar un pueblo unido en la confesión y defensa de la verdadera fe. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén.

En Roma, los santos Mártires Claudio, Alcaide de la cárcel; Nicóstrato, primer secretario público (que fue marido de santa Zoe Mártir), Castorio, Victorino y Sinforiano, a todos los cuales san Sebastián trajo a la fe de Cristo y bautizó el Presbítero san Policarpo; más tarde, ocupados en recoger los cuerpos de los santos Mártires, fueron presos de orden del Juez Fabián, el cual, tentándoles diez días con halagos y amenazas sin poderles hacer vacilar, mandó atormentarlos hasta tres veces, y después precipitarlos en el mar.

En Durazzo de Macedonia, los santos Mártires Peregrino, Luciano, Pompeyo, Esiquio, Papio, Saturnino y Germán, de nación italianos, que en la persecución de Trajano, se refugiaron a aquella ciudad, y, viendo allí pendiente de una cruz por la fe de Cristo, al Obispo san Astio, confesaron públicamente que ellos también eran cristianos, por lo cual, presos de orden del Presidente, fueron arrojados al mar.

En Brescia, san Apolonio, Obispo y Confesor.

En Eichstadt de Alemania, san Willebaldo, primer Obispo de la misma ciudad, que fue hijo de san Ricardo, Rey de los Ingleses, y hermano de santa Walburga Virgen, y, trabajando allí con san Bonifacio en la predicación del Evangelio, convirtió muchas gentes a Cristo.

En Auvernia de Francia, san Ilidio, Obispo.

En Urgel de la España Tarraconense, san Odón,Obispo.

En Inglaterra, san Eddas, Obispode los sajones occidentales.

En Alejandría, el tránsito de san Panteno, varón apostólico,adornado de toda sabiduría; fue tan amante y celoso de la palabra de Dios, que, inflamado del celo de propagar la fe de Cristo, llegó con su predicación hasta las regiones más apartadas y escondidas del Oriente, y volviendo, por último, a Alejandría, murió en paz, imperando Antonino Caracalla.

En Brie, del territorio Meldense, santa Edilburga, Abadesa y Virgen,hija del Rey de los Ingleses.

En Perusa, el beato Benedicto XI, Papa, de Treviso, de la Orden de Predicadores, Confesor; el cual, en el corto tiempo de su Pontificado, promovió maravillosamente la paz de la Iglesia, el restablecimiento de la disciplina y el incremento de la religión.

Y en otras partes, otros muchos santos Mártires y Confesores, y santas Vírgenes.

R. Deo Gratias.